No importa cómo lo nombremos, en cualquier lugar compartimos y disfrutamos su sabor.